Mi camino de abundancia financiera 1

1. De dónde nace este tema

Para mí la abundancia comenzó a ser un «TEMA» (así con mayúsculas) hace años.  Desde cuando tenía un centro de meditación y terapias alternativas (que quebró, así que ya ven que la abundancia era un problema) 🙂

Antes, era casi pan de cada día saber que otros terapeutas o «gente espiritual» tenían problemas económicos. Personalmente, empecé el 2006 con TANTAS deudas que en algún minuto tuve que decir «ya basta, esto TENGO que trabajarlo o voy a terminar en la cárcel»  (¡Nunca tanto, pero casi!!!!)

Fue bastante duro entender y reconocer que tenía un problema no de abundancia, sino de dinero. Me explico: Tengo MUY CLARO que estoy hablando desde el privilegio. A mí nunca me ha faltado nada, he viajado por todas partes, hecho cosas que a otros les costarían un dineral y siempre todo bien, casi gratis o con otros sustentando mis gastos. El universo ha sido SUPER generoso conmigo. Justamente por eso, nunca tuve que preocuparme por el tema «plata» o dinero. Y no es que esa situación haya cambiado: sigo teniendo una buena situación, gracias a mi esposo. Pero ¡YA! ¿Hasta cuándo no ser capaz de ver que el universo ES abundante y yo no ser capaz de enganchar?

Un amigo, que maneja SUPER bien sus temas de abundancia económica, me dijo entonces: «nosotros, cuando hacemos terapias o sesiones de energía y amor, NUNCA nos preguntamos si esa energías va a acabar, si nos la van a cobrar, o donde viene. ¡El dinero ES energía y nosotros vivimos poniéndole perjuicios!»

Consideré que mi FALTA de dinero, era un SINTOMA (bueno, ¡más bien una enfermedad!). Y, si en tu persona hay algo que no funciona bien… un órgano, vas y te lo tratas ¿no es cierto? y si crees que tienes dramas emocionales vas al psicólogo, y en el senda espiritual… puffff ¡SIEMPRE hay algo que trabajar! Sentí que me estaba perdiendo de algo importante al no ser capaz de generar abundancia económica y me lo tomé como tema de trabajo.

2. Pasos que he Identificado

Entonces, en este camino, que por supuesto aún estoy recorriendo, he identificado los siguientes pasos:

  • Concepciones sociales y familiares sobre el dinero
  • Relación energética con el dinero y la abundancia: como se refleja en otros aspectos de la vida y cómo estudiarla desde esa perspectiva
  • Relaciones de vidas pasadas y karmas familiares
  • Cómo se refleja tu manejo de la abundancia con el cómo tratas tus cosa
  • Agradecimiento
  • «Despeje» de trabas emocionales

Este no es un cursillo de » como hacerse rico según Vikartisan». Pero ha sido un proceso muy entretenido y arduo, en el que me ido dando cuentas de cosas súper obvias (no sé cómo no las vi antes) y que me ha permitido no sólo subir mis ingresos sino que pagar mis deudas, enfocar mi trabajo energético y mi vida, etc. etc. etc. Es una forma de AGRADECIMIENTO el poder compartir con ustedes estas vivencias, ¡así que también es parte del proceso! Es un tema largo, (no por nada me ha tomado AÑOS de enfoque) así que lo voy a ir revisando por partes. En este primer artículo, voy «a por»:

3. Concepciones sociales y familiares sobre el dinero.

Aquí hay tres puntos dignos de destacar:

  1. Mucho de lo que uno cree sobre el dinero es equivocado, pasado de moda o viene de nuestros padres.
  2. Dependiendo del ámbito en que te muevas, ser pobre será mejor visto que ser rico.
  3. Existe en nuestro país (Chile) una clara herencia católica que es necesario reconocer y trabajar, por influye tremendamente en lo que creemos sobre el dinero.

Mucho de lo que uno cree sobre el dinero es equivocado, pasado de moda o viene de nuestros padres.

Lo primero que me pidieron que pusiera en papel son las cosas más típicas que escuché sobre el dinero en mi casa:

  • «¡La plata cuesta ganársela!» es la primera que anoté. Y mientras lo escribo, me doy cuenta de que me lo creí TODA la vida. ¡ES MENTIRA!!!!! ¡Hay gente que NACE con plata y no le cuesta nada! Hay gente que se la gana en el Kino y gente no calificada que tiene los tremendos trabajos y nadan en plata siendo unos incompetentes. Entonces, a lo más a unos les costará y otros no.
  • «¿Tú crees que la plata me la regalan??» Esto, yo creo, lo ha escuchado casi todo el mundo, y lo único que hace es hacerte sentir mal por gastar la plata y el esfuerzo de otra persona. En general no, la plata no se la regalan a nadie. Pero a MI, me han regalado pasajes de avión internacionales en la calle (NO es chiste), posibilidades de vivir en castillos trabajando 4 horas diarias (que claro, no es regalo, pero HEY, si quisiera PAGAR por vivir en un lugar así serían varios millones al mes), buenos estudios, becas, etc. De acuerdo, algunos uno no se lo ganas, pero no dejan de ser regalos del universo.

Luego me di cuenta que mis abuelos fueron gente de mucho esfuerzo, unos muy pobres que tuvieron que salir literalmente de la nada (privilegiando, por ejemplo, quien de la familia podía estudiar y quien tenía que trabajar para sostener al resto) mientras que los otros, teniendo MUCHA plata, perdieron todo por el destino y por estafas. Así que mi «herencia» familiar con respecto al dinero iba desde «tienes que GANARTE cada pan con sudor» hasta «cuando uno tiene plata se llena de amigos falsos…. y la puede perder en cualquier minuto….» así … ¿quién en su sano juicio podría haber tenido una buena relación con el dinero de entrada?

Vamos al segundo punto.

Dependiendo del ámbito en que te muevas, ser pobre será mejor visto que ser rico.

 En el ámbito de las terapias alternativas y antes que eso en la comunicación audiovisual, quienes trabajan «por amor al arte» (GRATIS) son muy bien mirados. Es decir, se valora más a la persona que lleva años en un proyecto que no da nada de plata «porque es su sueño» que aquel que trabaja en la tele y mantiene a toda su familia con programas de farándula. No estoy diciendo que uno valga más que otro, si no que AMBOS valen lo mismo, pero tendemos a verlo de distinta forma.

¡Para que HABLAR de los que son «espirituales» y tienen plata! Aquí era (las cosas están cambiando) MUY mal mirado cobrar por cosas como leer el Tarot (y sin embargo, con el doble estándar típico en Chilito si uno cobra sobre 25.000 pesos , unos 50 dólares, «seguro que es muy bueno»). Aquí, si haces dinero con lo espiritual, «perdiste el rumbo». Pero OYE, ¡nadie dice que un dentista «perdió el rumbo» por cobrar su consulta! La gente que puede ofrecer servicios como Reiki gratis es porque tiene otro ingreso y se lo toma casi como servicio social. Quienes viven de las terapias complementarias y otras formas alternativas, como arte, tarot, artesanía, DEBEN cobrar por su tiempo para poder seguir haciéndolo. Â (Un amigo acaba de postear en Facebook: «Si no tuviera que pagar arriendo, comida, colegios, médico, materiales… feliz les hacía millones de trueques! )

Ahora que me dedico a escribir, me encuentro con un tema MUY parecido. Los escritores, y también muchos lectores, consideran que es casi una OFENSA escribir pensando en vender. Es decir, Stephanie Meyer, autora de la saga Crepúsculo, «escribe para teenagers» «Escribe basura marketera, etc». Lo primero que me nace decir es «¡Y QUE!» Primero, sus libros los han leído millones de personas y si te gustan o no, es un tema subjetivo y también de edad. Segundo, aún si ella escribiera pensando SOLO en vender… ¡QUE TIENE DE MALO!

A lo que voy es: existe una generalizada tendencia a pensar que hacer las cosas por plata está mal. Esta creencia se te mete en el subconsciente. Y, obviamente, te crea un obstáculo.

Para muestra un botón: una vez me llamó a Casa Kantares (un espacio de meditación que tuve) un grupo que quería saber si el espacio podía ser utilizado para una Ceremonia de Abundancia. «¡Por supuesto!» les respondí y les ofrecí mandarles el presupuesto para grupos sin fines de lucro (que eran cargos casi simbólicos), aunque ellos iban a cobrar entrada. Entonces vino la sorpresa: ellos querían que yo les prestara el espacio, por que la persona a cargo de la ceremonia «siempre anda al tres y al cuatro» con la plata y no tiene cómo pagar…. Entonces yo pregunté: «pero cómo…. ¿No es una persona que hace ceremonias de abundancia? ¿Entonces cómo anda siempre con problemas de plata?» respuesta: «Es que es una persona muy espiritual».

Existe en nuestro país (Chile) una clara herencia católica que es necesario reconocer y trabajar.

Estrechamente relacionado con lo anterior está el tema de la herencia católica del país. (Y de Latinoamérica). Entre los católicos existe una fuerte tendencia a privilegiar la pobreza…. «pobres de espíritu». Ser humilde, «los ricos no entrarán en el reino de los cielos», «dar hasta que duela…» etc. Sin ánimo de crítica o mayor análisis, mi punto es que si uno fue criado católico, lo más probable es que más de alguna de estas ideas «se te hayan quedado pegadas». De nuevo, es eso de ser «espiritual y pobre».

Muchas cosas de nuestra herencia católica merecen ser reconocidas, honradas y preservadas, cualquiera sea el camino espiritual que ahora llevemos. La concepción no consumista es una de ellas, creo yo. Pero la concepción del dinero hay que trabajarla si queremos, conscientemente, aumentar nuestra abundancia económica.

4. ¿Cómo trabajar la abundancia?

Usé dos técnicas me funcionaron muy bien para partir explorando este tema. Las comparto aunque por supuesto no puedo asegurar que funcionen para todo el mundo.

  • Flores de Bach. Hay flores que permiten trabajar nuestras ideas preconcebidas. Las hacen más evidentes y nos ayudan a «mover» esas ideas. Es cosa de preguntarle a un buen terapeuta floral.
  • Para la segunda forma, necesitas un cuaderno, lápiz y 5 minutos sin que nadie te moleste. La idea es sentarse y escribir SIN LEVANTAR el lápiz de la hoja (esdecirasiencarrito). NO DEBES levantar el lápiz ni siquiera al pasar de una línea a otra. Entonces escribes: «la plata es…» y lo primero que se te venga a la cabeza. cuando has terminado la primera idea (por ejemplo, la plata cuesta ganársela) SIN levantar el lápiz vuelves a escribir «la plata…» No se debe parar en 5 minutos. Este ejercicio sirve muchísimo porque al principio uno escribe puras cosas racionales, pero después de un rato, van saliendo otras cosas. Si lo complementas con escribir una hoja con tus pensamientos y experiencias conscientes sombre el dinero, ¡mejor todavía!

Mi experiencia: Con estos primeros pasos, me demoré unos dos meses en total, entre identificar las creencias y comenzar a trabajarlas. La verdad, el resultado más inmediato fue que mi deuda, (que iba creciendo como volcán en erupción), se detuviera, lo que me tranquilizó bastante. Mucho después me di cuenta que al empezar a trabajar uno de estos aspectos, mis ganancias aumentaban un poquito. Después de cierto tiempo, sin embargo, volvían a estancarse. Ese periodo de «estancamiento» se transformó en la señal para empezar a buscar el siguiente paso que trabajar.

En el camino de la paz y la abundancia,
Vikartisan